Raza de gatos Manx

Esta raza recibe el nombre en honor a la Isla de Man, en el mar irlandés entre Inglaterra, e Irlanda, de dónde es originario. Existen varias leyendas que narran como la raza Manx perdió su cola. De acuerdo con la leyenda, Noé dejó caer la puerta del arca en la cola del gato…otra leyenda dice que un perro a bordo de ella se la mordió. Aunque la verdad es más racional: una mutación genética es la causa de la cola reducida, es una mutación en la que el gen dominante resulta en la carencia de cola. Considerando las historias alrededor del Manx, no es una sorpresa que este gato aparezca como una de las razas más antiguas.

Raza de gatos Himalayos

El nombre de esta raza proviene del gran parecido que presenta su patrón de color con el encontrado en el conejo Himalayo. Esta raza es el resultado de un cruce de gato siamés con persa. Por ello, el Himalayo es un gato coloreado como el siamés, pero que tiene los rasgos característicos de la raza Persa. Esta combinación de rasgos le da un aspecto de real elegancia.

Gatos grandes

Razas de gatos más grandes, entre los ejemplares mayores y más singulares de felinos domésticos puedes encontrar el Maine Coon, Ragamuffin, Ragdoll, Bobtail Americano.

Chartreux

Su nombre proviene de uno monasterio medieval que se llamaba “La Grande Chartreuse”. Se usaba para controlar las plagas de ratas que pudieran surgir en monasterios y hospitales. Esta raza quedó casi extinguida durante la Segunda Guerra Mundial, pero luego se consiguió recuperar mediante unos cruces de razas.

Es un gato grande y musculoso, tiene unos bonitos ojos color cobre que lo distinguen.

Se adapta a cualquier sitio y es muy dócil. Es refinado, ágil y muy suave.

Es muy importante la alimentación en esta raza, ya que debe ser bastante equilibrada y en poca cantidad debido a que tienden a ser obesos.